No te metas con las ranas de chocolate {Lily Luna}

Ir abajo

No te metas con las ranas de chocolate {Lily Luna}

Mensaje por Druella W. Black el Vie Ago 05, 2011 11:59 pm

Todo el esplendor del otoño se hacía notar esa mañana. El Domingo significaba aprovechar los últimos momentos libres  del fin de semana antes de volver a la rutina diaria, y vaya que yo lo hacía. Agradecía inmensamente haberme ganado la confianza -o al menos un poco de ella- de parte de la señorita Irma Prince. Me había ido a la biblioteca y había sacado un libro, por primera ocasión para cuando se me apeteciera salir. Las horas pasaron rapidamente hasta la llamada al gran comedor, en el cual hubo como siempre ese caracterísrico menú de Hogwarts. Creo que ni pasando siete años allí (entiéndase que no es mi deseo ni mucho menos) podría probar todos los platillos que ponían a disposición. Era increíble ver la convivencia entre todos, y me incomodaba que nueste mesa fuera compartida con Durmstrang. No por elitista, pero al ver que no llegabamos ni a la mitad de los alumnos de Gryffindor o Ravenclaw me daba una tristeza indescriptible. Comí tranquilamente puré de patatas con ensalada, haciendo mis notas mentales para la semana.

Poco después de eso, decidí que era hora de salir a los jardínes. Con mi reciente préstamo bajo el brazo, me dirigí a la sombra de un árbol. Empezaba a caer el atardecer, y desde mi lugar podía darme el lujo de examinar a quien pasara por allí. Algunos alumnos me daban pena, por su ignorancia y poco interés en saber más. "Después se arrepentirán" aseguraba mi mente. Si bien era cierto que no hablaba mas que en clases, me encantaba repasar en voz alta los libros. Era un modo de alejar el acento francés de mi voz y empezar a desentonar menos en mi nuevo colegio.

Me emocionaba cada que lograba pronunciar bien una palabra, y entonces solía decirla una y otra vez con tal de no perder la habilidad. Si, sonaba raro hasta cuando me lo aseguraba a mi misma. Actualmente, un poco acostumbrada a la vida en Hogwarts, más personas empezaban a conocer esa parte de mi que solo salía a veces, y que ni en Beauxbatons había explotado. Allá todo era tan soberbio y superficial que no daba tiempo de charlar con alguien si no era para presumir algún logro nuevo. Estando acá, importaba más quien eras que lo que hacías. Y eso ayudaba bastante a que mi cariño por la escuela aumentara. Teniendo las tardes libres y usándolas a mi antojo, creía que podía soportar el resto del año.
avatar
Druella W. Black
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS

Mensajes : 22
Puntos de Canje : 38668
Fecha de inscripción : 26/07/2011
Edad : 24
Localización : Soy el monstruo debajo de tú cama.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.