De... ¿picnic?[Caleb W.]

Ir abajo

De... ¿picnic?[Caleb W.]

Mensaje por Zia Watson el Vie Mar 25, 2011 10:58 am

Un día como el de hoy, debería estar dando saltos de alegría por saber que, bueno, que hoy iba a pasar todo un día entero, sin ninguna interrupción con Caleb. ¿Quién me iba a negar esta felicidad que me irradiaba por los costados, y todos los poros de mi piel? Nadie. Y, que no se les ocurriese hacerlo, porque, estaba como en una nube. Hoy era fin de semana, por tanto, no había clase, y, el día de antes me había pasado toda la tarde en la Biblioteca haciendo los deberes y estudiando para poder pasar todo ese día meramente con él. Vale, no era una cita, eso lo tenía claro, pero, para mí, era lo más cercano a lo que Caleb y yo podíamos llegar.

Sé lo que estáis pensando, y no, no es por culpa de los lazos de sangre, ni por mi familia. Es, básicamente porque, el pensamiento de Caleb, nos tiene a él y a mí, juntos, pero no existe un "nosotros" como tal, así que, él y yo seguiramos siendo amigos hasta que... bueno, o hasta que me canse de esperar, se lo diga y salga como alma que lleva el diablo, o hasta que él se fije en una chica, totalmente diferente a mí, y se enamore. Es lo más normal, Caleb y yo sólo somos amigos, tenemos demasiada confianza, y, pondría la mano en el fuego con que mi pequeño león no siente nada hacia mí.

Además, habíamos quedado a media mañana, la mejor hora, para hablar un poco comer, pasar la tarde juntos, y quizás una cena por aquél hermoso lugar. Le pedí a los elfos que me hiciesen todo lo pertinente para pasar un día en el lago, para dos personas. Les di unas gominolas de compensación para que no se quejaran y lo hicieran cuanto antes. Mientras, yo, iba a Hogsmeade a comprar unos dulces - los favoritos de Caleb - a mi vuelta todo el picnic estaba listo en una cesta, con una manta larga envuelta en el asa, y unas instrucciones de los elfos, para un lugar apartado y romántico. Me quedé algo helada al leer eso, pero, no dije nada más, les sonreí, y me despedí de ellos con la mano, saliendo del ala de las cocinas.

Fui hasta dónde me habían dicho los elfos, y mandé el mapa hasta llegar ahí, con mi lechuza a Caleb. Estaría allí antes, por si tenía que hacer algo, pero nada. Ese lugar el perfecto. El día era el mejor que había hecho en semanas. Un osl de justicia se alzaba sobre nuestras cabezas. Un poco de viento se alzaba, con aire caliente, haciendo previsión de la temperatura alta que nos regalaría aquel día. Sonreí al cielo, a las nubes y a los árboles de mi alrededor por aquel tiempo. Después, me senté frente a la orilla del lago, mirando el agua moverse y esperando a Caleb sin querer hacer nada hasta su llegada.
avatar
Zia Watson
RAVENCLAW
RAVENCLAW

Mensajes : 45
Puntos de Canje : 39523
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Hogwarts 8)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De... ¿picnic?[Caleb W.]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 25, 2011 3:36 pm

La semana había concluido para darle paso al fin de semana, día de descanso para el cerebro donde solo me debía preocupar por una cosa por lo menos hoy. Este día tenia que ser completamente dedicado a Zia, los deberes o tareas a hacer las aria mañana o en la noche me quedaría tratando de resolver esas cosas. El día no podía ser más armonioso y pacifico con el sol iluminando con sus mantos de luz la tierra, todo era perfecto, aunque digan que lo ideal o lo perfecto no existe, para mi pensar que iba a estar con ella era lo ideal, era mi día perfecto.

Me encontraba vistiéndome, poniéndome lo mas presentable posible para estar junto a ella. Cada vez que la veía una sensación rara aparecía en mi estomago, recorría mi pecho y se esparcía por todo mi cuerpo haciéndome sentir algo que no había sentido nunca por una chica. Nunca supe que era bien o por ahí lo ignoraba, mi ingenuidad me limitaba de muchas cosas. Me iba a empezar a odiar por mi forma de ser, no podía ni decir dos palabras seguidas, no tenia el valor para decirle a la chica que me gustaba lo que sentía por ella ¿Por qué? Nunca podía entenderme ni a mi mismo, siempre torturándome por dentro mientras por fuera mostraba una amigable sonrisa. Mi personalidad ya estaba bien definida y no creo que se pudiera cambiar de un dia para el otro. Antes de ponerme mis zapatos estire las manos para tirarme hacia atrás y mirar al techo donde quede pegado en un pensamiento, en una imagen donde la vi a ella. No cerré los ojos simplemente la fue una imagen que me dejo pegado mirando al techo por unos segundos. Sacudí la cabeza para volver a la normalidad, ahora que me daba cuenta no había muchos durmiendo en sus camas. En fin me puse mis zapatos con total tranquilidad tratando de no hacer ruido ya que todavía algunos compañeros se encontraban en su cuarto o quinto sueño, pero siempre con el mas mínimo ruido se despertaban y se quejaban, luego me reprochaban que pedía disculpas muy seguido. Ya estaba preparado así que tenia que dirigirme… al lugar… que… no sabia donde era.

Una lechuza paso por mi ventana, con una carta en ella. Tome ese papel que tenia para abrirlo y ver que se trataba de un mapa para llegar al lugar donde nos íbamos a encontrar para pasar el día – Gracias Caleb – Le susurre a la lechuza, un susurro bastante bajo. Luego salió volando mientras yo miraba el mapa para saber donde ir. Salí lo mas apurado posible sin importarme si se despertaban o no mis compañeros, estaba tan feliz porque… después de todo… iba a pasar todo el día junto a la persona que quería que este a mi lado.

No se como pero en minutos llegue al patio bajando desde lo mas alto del colegio por las escaleras con toda prisa y una gran sonrisa en mi rostro. Me detuve unos momentos porque de tan concentrado que estaba en querer solo verla había olvidado donde tenia que tomar, mire de nuevo el mapa detenidamente con tranquilidad, di un suspiro para volver a caminar en dirección al Lago.

Ya estaba llegando, solo me faltaba poco, de hecho ya la estaba divisándola cerca de la orilla, ella estaba mirando el Lago. No lo podía creer al verla ¿Se había tomado la molestia de hacer tanto para nuestro encuentro? Me acerque despacio sigilosamente con una sonrisa, llegue hasta Zia con mi corazón latiendo a una velocidad increíble. Me incline lentamente hasta ella y la rodee desde atrás de su espalda, abrazándola, apoyando mi pecho en su espalda – Creo que no hacia falta tanto, estoy impresionado – Dije algo sonrojado en un susurro bajo, posicionando mi rostro cerca de su oído. Mi corazón si antes estaba latiendo fuerte ahora lo hacia fuerte, con intensidad y lleno de sensaciones, sentimientos que despertó ella al estar ahí esperándome – Eres increíble – Deposite un beso suavemente sobre su mejilla para luego sentarme a su lado, con esos aires rojos todavía latentes en mi mejilla pero una sonrisa – Po… por cier… cierto… Hola – Gire mi cabeza para dedicarle mi mirada la cual se poso en sus ojos unos segundos luego de saludarla. Me embobe así que tuve que correr la mirada hacia el lago, era lindo paisaje, pero no tan lindo como ella – ¿Como estas Zia? – Mire todo lo que había preparado, era una escena tan… tan hermosa con ella como compañera… - Ahora que lo veo no tendrías que haber tomado la molestia de preparar tanto – Volví a mirarla luego de pasar mi vista sobre todo lo que estaba sobre la manta y lo que no también. Sus ojos, esos ojos que parecían brillar mas intensos que el sol, me quede mirándolos esperando escuchar luego sus palabras.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De... ¿picnic?[Caleb W.]

Mensaje por Zia Watson el Lun Abr 04, 2011 11:01 pm

Y es que no podía evitar recordar todos los buenos momentos que he pasado con mi león durante estos años. Y es que no puedo dejar de verle como mi león o sólo mi león. Y, me muero de celos cuando se hace amigo de alguna chica y pasa con ella más tiempo del debido. Sí, soy una celosa. Pero, yo sé cómo son las chicas y como es Caleb. ¡Por favor, si le da vergüenza hasta hablar conmigo! Pero, aún así, cada vez que lo veía no podía evitar sonreírle de una forma dulce, hacer que nuestros cuerpos rozasen y, susurrarle al oído lo mucho que lo había echado de menos. Suspiré.

No podía hacerme la idea de que quisiese a Caleb y mucho menos que él me quisiese a mí. Yo no era buena para él. Mi familia no era buena para él. Mi familia era distinta. No, no era distinta; él era el distinto, él era el que valía la pena entre tanta gente de gustos distintos. Él era... todo. "Zia, te estás encaprichando y no puedes" me digo a mi misma. Pero, no es sólo un capricho. ¿Qué sentía por Caleb realmente? Esa pregunta me la había hecho demasiadas veces. ¿Quería saberlo de verdad? Tampoco sabía esa respuesta, pero la descubriría sí o sí.

No tardé en escuchar el sonido de pisadas. No me hizo falta darme la vuelta para saber quién acababa de llegar. Podía saber quién era aquella persona sólo con oír sus pasos fuertes pero decididos: Caleb White. El pulso se me aceleró de una manera bastante rápida. No me moví de sitio. No podía mover ni un músculo. Sentí un escalofrío cuando le escuché a mis espaldas, cerca de mi oído. Negué con la cabeza de forma coqueta. - ¿Por ti? Esto no es nada, se lo tienes que agradecer a los elfos de la cocina. - le digo encogiéndome de hombros.

Noté su beso en mi mejilla y sus palabras. Me quedé helada. En mi rostro se podía reflejar la sorpresa, y también un ápice de alegría. Le miro de reojo y giro mi rostro hacia el suyo, devolviéndole el beso. - Tú sí que eres increíble león. - le digo guiñándole un ojo y mordiéndome el labio inferior. ¿Debería haberle dicho? Ahora no me podía arrepentir, era lo que quería decir y punto. Y, no tardó ni dos segundos más en volver a ponerse nervioso. Sonreí, ése era Caleb White. Dulcemente le miré, mi mano se posó en su mejilla de forma cariñosa y ladeé mis labios. - Hola. - le contesto a su saludo. Y no, no podía quitarle la vista de encima por mucho que lo intentase. Un nudo se me formó en el estómago sin saber muy bien porqué.

Su pregunta hace que le mire de soslayo. - Pues por una vez estoy la mar de tranquila. Este día va a ser estupendo gracias a ti. ¿Y tú? - le pregunto alzando una ceja a modo de pregunta. Esperaba que estuviese bien porque si no, me empezaría a preocupar cómo siempre me había pasado, incluso cuando no éramos amigos. ¿Molestias? ¿Pensaba él que estar un rato tranquilos juntos era una molestia? Frunzo el ceño notablemente. Giro sobre mi propio eje para dar la espalda al lago y poner de cara a él. Le cojo de la mano y lo llevo hasta la manta que ya estaba desplegada. Y lo siento sobre ésta cuando le agarro de los hombros hacia abajo. y me siento frente a él. - Caleb, ¿de verdad piensas que todo esto ha sido una molestia para mí? Te aseguro que he pasado todo el día preparando todo para que disfrutes y pueda ver esa sonrisa que tanto me gusta. - le digo mirándole a los ojos con una sonrisa preciosa en los labios, pero, en mis pómulos se puede apreciar un color rojizo.
avatar
Zia Watson
RAVENCLAW
RAVENCLAW

Mensajes : 45
Puntos de Canje : 39523
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Hogwarts 8)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De... ¿picnic?[Caleb W.]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 07, 2011 12:37 pm

Todo tenia aires de perfección, todo era tan ideal, estar con ella hacia que mis días pasen a ser perfectos en todo sentido. Algo tenia Zia que hacia que todo mi cuerpo se estremeciera al escuchar sus palabras, que todos mis sentidos se enciendan para darle toda mi atención. Los nervios me recorrían todo mi cuerpo mientras mi corazón se aceleraba con rapidez, mi mente se ponía en blanco y entre esa blancura aparecía la imagen de esa chica quien no podía sacar de mi cabeza por nada ¿Qué tenia esa chica? Esa persona la cual conocía desde que entre a Hogwarts y nunca pude sacar de mi cabeza ¿Qué tenia? Sensaciones que no podía explicar se despertaban al verla.

Sus palabras entraban por mi oído para quedarse eternamente vagabundeando en mi mente con toda libertad. Mi atención pasaba a ser completamente de ella para sacársela nunca mas, era tan agradable escuchar su voz que salía como una melodía rosando sus labios – De todas formas, organizaste todo, así que tengo que agradecerte – Sonreí amablemente, ella siempre hacia que con unas palabras mi sonrisa se dibuje de la nada, con un gesto, con una sola palabra, ella dibujaba una sonrisa en mi rostro como lo alguien dibujaba algo en un papel en blanco. Mis mejillas se sonrojaban lentamente tomando ese color rojizo, aunque tenue. De una forma u otra mi mente tomo valentía para levantar mi cabeza la cual estaba agachada, un poco inclinada y mirando hacia otro lado, para dirigir mi vista a ella. De una forma u otra mi estomago se comenzaba a sentirse extraño, una sensación que empezaba desde mi pecho despertada por Zia y se desplazada lentamente por todo mi cuerpo, una sensación que me hacia sentir vivo. Era algo extraño no podía dejar de sonreír y menos al escuchar sus palabras ¿Yo era increíble? Esas palabras me dejaron sin saber que contestar, me quitaron las palabras de mi mente, algo que ella podía lograr con pocas palabras que para mi tenían un sentido enorme.

Me quede atropado completamente en su mirada mientras mi mente prestaba atención a sus palabras – Pues… impresionado, encantado, y enormemente feliz de pasar este día contigo. Este día va a ser especial y estupendo, como dijiste, pero gracias a ti – Dije en un tono suave mientras quedaba pegado a su mirada, perdido en ese mirar elegante el cual me producía un mar de sensaciones infinitas. Su ser parecía tener brillo propio mientras su corazón hacia que los días fueran más cálidos. Me senté frente a ella, quien tenia detrás al lago, ya no sabia si tenia ganas de comer porque al tenerla frente a mi, con esa sensación de brillo propio que emanaba para alumbrarme el día. Sentía como si mariposas anduvieran volando en mi estomago el cual se cerraba ¿Eran los nervios? ¿Qué me pasaba? Nunca entendía las sensaciones que me agarraban cuando estaba con Zia – Lo siento, no se si merezca tanto, pero es un halago que hayas hecho todo esto para verme sonreír. Are lo que tanto te gusta entonces – Sonreí tiernamente, si a ella le gustaba sonreír una de las formas de agradecerle por todo lo que había preparado era hacer eso que le gustaba.

Como movido por un impulso incontenible pase a moverme lentamente con algo de nervios para abrazarla – Eres la mejor aguilita – Le dije ya teniéndola entre mis brazos, susurrándole en el oído dulcemente. No pude contenerme porque en verdad estaba muy agradecido, no pude contenerme porque desde que la vi solo quería tenerla entre mis brazos, no pude contenerme porque la quería de una forma tal, que pasaba a ser infinitas sensaciones indescriptibles que me harían decirle eternamente que la quería con todo mi corazón – ¿Sabes? En verdad… te quiero – Le dije dejando un beso en su mejilla sin soltarla, mi mente había quedado a un lado de la escena y mi corazón hablaba en su lugar ¿Qué pensaría de mis palabras? ¿Qué pasaría por su mente luego de escuchar esa pequeña frase que dije? No tenia pensado dejar de abrazarla por el momento, quería que este en mis brazos por lo menos un tiempo mas, luego pasaríamos a comer todo eso que habían preparado los elfos. Ahora mi prioridad, mi sensación, mi impulso, mi deseo y mi acción era abrazarla - Ojala que este día nunca termine, solo quiero estar contigo - Mis palabras salían solas por mi boca mientras mis mejillas se mantenían sonrojadas, mientras me encontraba nervioso. Pero algo para recalcar, no tartamudeaba, no titubeaba al hablar porque esas palabras, mi mente no las pensaba, directamente... las decía mi corazón.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De... ¿picnic?[Caleb W.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.