Mamá, papá, he venido de visita.

Ir abajo

Mamá, papá, he venido de visita.

Mensaje por Ted R. Lupin el Mar Ago 02, 2011 3:53 am

- L i b r e -

15 pm | Martes | Mucho frío acompañado de una tenue nevada


Hacía unos cuantos días que venía prometiendo una visita al cementerio de Godric y había llegado el momento de hacerla y cumplir con ellos. Ted había decidido ir solo esa vez a llevarle flores a las tumbas de sus padres quienes estaban junto a los Potter y a Sirius Black en el cementerio de Godric, su padrino Harry había decidido por él en su momento y aunque hubiera podido él mismo no hubiera podido elegir un mejor lugar para que sus padres descansaran. Ahora los merodeadores estaban juntos de nuevo, incluso Pettigrew tenía su sitio allí junto a todos esos héroes. Para ser las tres de la tarde el día estaba demasiado gris y pesado, los pasos se le hacian interminables a Ted mientras caminaba a donde la tumba de sus padres, no solamente tenía que verlos a ellos sino que a Sirius, James y Lily para que no se pusieran celosos. Incluso le llevaba flores a Pettigrew de vez en cuando. AL final sus pisadas se detuvieron delante de dos lápidas que estaban a la izquierda de la de los Potter. Sus padres descansaban juntos allí. El corazón de Ted se apretó en su pecho al ver los nombre de Nimphadora y Remus allí grabados, siempre le pasaba lo mismo.

- Me he demorado por trabajo, ya saben que las cosas se están poniendo un poco puntiagudas en el ministerio, siento mucho haberlos dejado solos tanto tiempo...- les dijo a las dos lápidas mientras se agachaba para poder quitar las flores que estaban allí ya marchitas. Había llevado liliums rosados para su madre y rosas blancas para su padre, siempre les llevaba lo mismo, sabía lo mucho que les gustaban esas flores a ellos. Su abuela Andrómeda, quien lo había criado, se había encargado de enseñarle a él todo cuanto sabía de sus padre para que él no sintiera tanto su falta- Yo sé que eso no es una excusa, pero quiero que sepan que no me he olvidado de ustedes, ni de los tíos...- Continuó mientras desviaba por un instante la mirada hacia las demás tumbas y les sonreía con respeto. Ted quitó dos rosas y un lilium y las colocó con mucho cuidado en las tumbas de Sirius, James y Lily para luego volver a la de sus padres- Le he propuesto matrimonio a Victoire la semana pasada y ella me ha dicho que sí, pronto les traeré la invitación para que las vean...- sus palabras se fueron apagando a medida que la nieve comenzaba a caerle sobre los hombros haciendo una fina capa sobre su cuerpo.

Lo que siguió fue silencio, Ted amaba pasar el tiempo así con sus padres. Escuchar en el viento lo que ellos querían decirle. Muchas veces se había preguntado por la piedra de los muertos, él quería hallarla. Quería tener un único momento a solas con sus padres para poder decirles todo lo que llevaba guardado en millones de cartas que luego terminaban quemadas y olvidadas. Siempre había querido preguntarle a su padrino Harry si es que él sabía donde había quedado la piedra para poder ir en su búsqueda y cumplir su gran sueño. Ted suspiró con pesadez, sintiendo un ligero estremecimiento por el frío de la nieve. Sería una estupidez buscar una piedra del tamaño apenas superior al de un guisante en un lugar tan basto como el mundo. Jamás la encontraría, esa era la cruda verdad.
avatar
Ted R. Lupin

Mensajes : 10
Puntos de Canje : 40691
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mamá, papá, he venido de visita.

Mensaje por Auxanne Lestrange el Mar Ago 02, 2011 4:56 am

Ya faltaba poco para que Auxanne terminara su investigación inicial sobre su origen. Habían muchos detalles que no terminaba por coocer, pero de a poco se iba formando un esquema de lo que era su familia biológica. La historia de aquel apellido de renombre. Y lo importante que para ellos era la pureza de sangre. Sin embargo le faltaba indagar en algunos personajes que habían sido borrados del árbol familiar de los Black. Por Draco Malfoy había conocido sus nombres, pero además de eso, no tenía nada.

Ataviada en una túnica rojo vino, apareció en el Valle Godric. A causa de la nieve incipiente que descendía desde el cielo gris decidió ponerse la capucha, ocultando su cabellera negra mientras avanzaba por las calles del pueblo. Tenía claro adonde se quería dirigir, pues ahí descansaban los muertos que habían sido olvidados por los Black. Las tumbas muchas veces revelaban basante información de los vivos, a través de detalles que Auxanne podía notar con su ojos crítico. Y ella necesitaba saber quiénes eran esos personajes que habían traicionado a su propia familia. ¿Qué podía llevar a alguien a traicionar lo único que importa en la vida?.

Sus pasos elegantes dejaban huella por el camino blaco. Y pronto entró al cementerio observando las tumbas y leyendo los nombres de aquellos que descansaban en el sueño eterno. Avanzaba con lentitud, deteniénsode paso a paso, búscando con sus ojos azules el nombre de Sirius Black, un rebelde de la familia que había sido borrado de la misma cuando era sólo un niño. La elegancia de su andar la hacía parecer casi un fantasma de rojo entre las lápidas, como si no tocara tierra.

De pronto escuchó una voz. Un hombre de aspecto joven hablaba frente a unas tumbas. Con sigilo Auxanne se mantuvo quieta, frente a una tumba que tenía el apellido Longbottom en ella. Entrecurzó sus manos enguantas en cuero negro, y una leve sonrisa se escapó de sus labios al oír lo que el muchacho decía. Parecía ser que ella no era la única que había pérdido a todos por causa de la muerte o la locura. Alzó su cabeza sintiendo como la punta de su nariz se enfriaba al ser rozada por un copo de nieve. Ladeó su rostro hacia el joven y caminó hasta detenerse junto a él; en silencio leyó las lápidas frente a las cuales estaba, y se sorprendió de leer el nombre de Nymphadora Lupin. Ella también era una de los Black.

- ¿Crees que ellos escuchan?- le preguntó a bocajarro, curiosa por saber quién era ese joven que le hablaba a dichas tumbas. Sus ojos leyeron los nombres de las demás tumbas a su alrededor, y reconoció a los ascendientes de "Los Héroes" de batalla, como eran conocidos. Sus ojos azules se quedaron pegados un poco más de tiempo en la lápida de Sirius Black. Ahí estaba la tumba del traidor que le faltaba por conocer. Finalmente volvió su mirada hacia el joven que estaba a su lado, y sin más elevó su mano hacia él y se presentó- Auxanne Debray- dijo en su notorio acento francés-. Lo siento por interrumpirte, pero siempre había creído que yo era la única que cometía la locura de conversarle a los muertos- se disculpó en un tono suave y tibio, buscando la manera de agradar a aquel muchado, al fin y al cabo, ¿quién era él?.
avatar
Auxanne Lestrange

Mensajes : 41
Puntos de Canje : 40848
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mamá, papá, he venido de visita.

Mensaje por Ted R. Lupin el Miér Ago 10, 2011 2:17 am

EL viento cantaba suavemente en el cementerio, un pequeñ homenaje que la naturaleza hacia a todos esos héroes caídos que él reverenciaba. Ted apoyó su mano en la tumba de su madre y la sacudió suavemente para poder quitarle la nieve que la cubría dejando al descubierto la inscripción y la foto que allí había de ella con su cabello rosado y corto peinado en picos. Se veía tan contenta y radiante. Su abuela le había dicho que esa foto había sido tomada el primer día que habían vuelto al hogar luego de que él hubiera nacido. Ted se separó apenas de la tumba de su madre para dirigirse a lo mismo con la de su padre pero no llegó a moverse mucho porque una voz hizo que él instintivamente llevase su mano a donde la cintura del pantalón y sujetara su varita. Una mujer alta y delgada de apariencia muy cuidada y elegante le habló suavemente y se presentó como Auxanne Debray. Su apellido le sonaba familiar, sino se quivocaba ella también era miembro del ministerio.

- Lupin.. - fue todo lo que dijo en un inicio sin responder a esa mano que ella le mostraba tendida. Desgraciadamente Ted no tenía esa cándida dulzura que tenía su madre para con todo el mundo. Estaban por iniciar una nueva guerra y él se cuidaba las espaldas más que nunca. El comentario que siguió sin embargo hizo que la sangre se le helara en las venas. Por un momento la calidez de ese sentimiento lo hizo sentirse acompañado, a esa mujer le pasaba lo mismo que le pasaba a él. Quizá en ese sentido él no estuviera tan solo- ¿Puedo servirla en algo? - quiso saber, aligerando un poco su tono de voz. A decir verdad esa mujer no tenía mucho que hacer allí porque donde estaban sus padres y tíos no había nadie más así que esa mujer tenía que querer algo con alguno de ellos.

Varias teoráis se armaron y desarmaron al mismo tiempo en la mente de Ted, era un tipo muy pensante y ágil de mente como para que esa actitud de la mujer lo tuviera tan tranquilo. Ted entrecerró los ojos, volviendo a su faceta de auror cazador y había algo que lo mantenía en alerta, que le decía que debía cuidarse, quizá solo fuera su paranoia, quizá alg más. Fuera lo que fuera no podía quitarse esa horrible sensación de adentro los últimos días.
avatar
Ted R. Lupin

Mensajes : 10
Puntos de Canje : 40691
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mamá, papá, he venido de visita.

Mensaje por Auxanne Lestrange el Miér Ago 10, 2011 8:29 am

Auxanne bajó su mano con lentitud al notar que el joven no la había tomado en cuenta. Ello hizo que enarcara una ceja, enseriando su gesto. Mas al oír el nombre que salió de sus labios, se suavizó.
El viento invernal hizo que llevara sus manos enguantadas al interior de los bolsillos de la túnica, donde sintió el roce de su varita en su mano derecha. Sonrió al joven y escuchó su pregunta, emanando un leve suspiro antes de abrir su boca para responder.

- De hecho, sí- respondió, sacando sus manos de sus bolsillos y quitándose la capucha, dejando al descubierto su cabello negro oscuro y su rostro por completo. Su origen Francés se hacía notar en la sutilidad de sus movimientos y su particular acento, el cual la ayudaba a no levantar ninguna sospecha-. Soy nueva aquí, en Inglaterra- aclaró mirando al joven a los ojos-. Entré a trabajar a Hogwart, luego de que Beauxbeaton, donde estudié y trabajé, fuera atacado- mientras hablaba su tono de voz se tornó más lánguido. Juntó sus manos a la altura de su vientre, y acarició una a la otra, como si estuvieran frías bajo el guante-. Sé que probablemente esto no te importa. Es una historia bastante repetida....- una sonrisa melancólica se dibujó en sus labios, y bajó su vista hacia las lápidas que ahí se encontraban, encontrándose con el nombre de James Potter en una de ellas-... pero quería conocer el lugar donde descansaban los héroes de antaño. Aquellos que lucharon para que la Guerra terminara, y para que algunos no siguiéramos perdiendo a nuestros seres queridos a causa de un Avada- terminó por responder, alzando nuevamente su vista hacia aquel joven y notando en su mirada una cierta desconfianza. Podía reconocer esa misma mirada en sus compañeras, cuando le llamaban bastarda. Aquello nunca le había gustado, y por lo mismo mantuvo su mirada lo más firme posible en ese joven, pues bajar la mirada solía demostrar debilidad, y ella se había hecho cada día más fuerte con el pasar de los años.

Los copos de nieve se iba aligerando, tornando aquello en lluvia nieve más que en nieve propiamente tal. La nariz de Auxanne estaba enrojecida por el frío, pero eso no le impedía mantener una conversación. A pesar de la desconfianza del joven hacia ella le interesaba saber bien quien era. Por qué estaba ahí-. ¿Eres pariente de alguno de aquellos héroes de antaño?- le preguntó bajando un poco su tono de voz.
avatar
Auxanne Lestrange

Mensajes : 41
Puntos de Canje : 40848
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mamá, papá, he venido de visita.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.